—>

Contrato para el celular (móvil) o tarjetas prepagadas, ¿qué es lo más conveniente?

No sabía qué tan tedioso era un contrato de celular o móvil hasta que lo traté de renunciar.

celular

Cuando hice el contrato de mi teléfono móvil no me incomodó el periodo de dos años que duraba hasta que automáticamente se prolongó por otros dos años y yo ya quería renunciarlo. Fue bastante tedioso quitármelo y además vi que no me convenía realmente hasta que ya estaba enredada con él y no me podía divorciar fácilmente de dicho contrato.

Cuando finalmente renuncié el contrato, opté por otra opción que me ha acomodado bastante bien que es la tarjeta prepagada. Claro, todo tiene ventaja y desventaja pero veo la balanza más marcada hacia las ventajas.

La tarjeta prepagada es sencilla de usar aunque la desventaja es tener que estar haciendo la carga cada vez que se termine el saldo… pero a la vez como sabes cuánto saldo es el que tienes, es más fácil tenerlo bajo control y no terminar pagando sorpresivamente cuentas caras al final del mes. El uso del saldo es más consciente. Otra desventaja es el acceso a Wifi cuando viajas a otro país… dependiendo de las condiciones de un contrato, cuentas con red todo el tiempo aún estando en el extranjero, pero si tienes solamente una tarjeta prepagada, no.

La opción de una tarjeta prepagada es la mejor si tu estancia es temporal en Munich, así te quitas el enredo de tener que renunciar algún contrato.

Las diferentes compañías de teléfono tienen ese servicio y es sencillo llegar a la tienda y comprar un chip de esa modalidad. Los precios son diferentes de acuerdo a los paquetes, aproximadamente el precio del chip es de 10 a 15 euros dependiendo de la compañía.

El saldo que se gasta aproximadamente en un mes son de 20 euros, si se usa conscientemente en mensajes, llamadas y consultas a Googlemaps. (No videos de youtube ni Candy Crush.)

Puedes comprar saldo muy fácilmente en los supermercados y en las tienda de las compañías telefónicas. La frase clave en alemán es „GUTHABEN FÜR DAS HANDY“… ah! y el „Bitte“ claro.

En el supermercado hay unos tarjeteros cerca de las cajas para comprar el saldo, hay tarjetas de varias compañías, dice la palabra „GUTHABEN“ y solamente tienes que escoger la cantidad, a partir de 15 euros.

Por último, no quiero decir que los contratos no tengan ninguna ventaja, una por ejemplo es el financiamiento del aparato, y otra es el aprecio de la lealtad del cliente a la compañía, pues varias ofrecen tarifas especiales a los clienten con contratos de muchos años de antigüedad.

Espero que esta información haya sido útil. Si se te ocurren más ventajas de algunas de las dos opciones, escríbenos en nuestro fb, aquí la liga.

Texto por: Alicia Enciso. (En Munich desde hace casi 10 años) Twitter: @Lich27

2017-11-04